lunes, 14 de julio de 2014

sábado, 14 de junio de 2014



Convicción del Cristiano


Más la hora viene, y ahora es,
cuando los verdaderos adoradores adoraran
En espíritu y verdad;…
Dios es espíritu;
Y los que le adoran, en espíritu y en verdad
Es necesario que adoren

S. Juan 4: 23-24


No es por costumbre que nos postramos delante de Dios, no por herencia o por interés.

Hemos creído porque entendemos de su amor, el cual es nuestro estandarte. Por tanto, nos hemos fundamentado en Dios.

Entendemos su doctrina, porque es nuestro sentir, está en nuestro corazón. Fundamentados en su palabra, debido a que no son nuestras palabras, es Dios quien trata con cada uno que oye su Voz.


Hno. Miguel Bareño
Pastor

IPUC Juan Rey 


Expresémonos por su Palabra


Despojaos del viejo hombre
Y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen
del que lo creo se va renovando
hasta el conocimiento pleno…
Vestíos pues como escogidos de Dios...

Colosenses 3: 10 -12


Nuestra palabra debe ser con fundamento, no diciendo palabras deshonestas. Como creyentes seamos limpios en hablar, en nuestra forma de pensar; decir las cosas de una forma decente.

La formación de la iglesia, está en la predicación. Cartas de los apóstoles manifiestan el ser de la congregación.

Nosotros como seres humanos, somos cambiados por Dios y por lo tanto debemos ser diferentes al mundo, soportándonos unos a otros, por medio de su Amor y espiritualidad que gracias a Dios hemos fundamentado día a día, la cual se demuestra en nuestro vivir, en nuestro actuar y en nuestro hablar.

Dios es quien cambia, pero nosotros también debemos ser conscientes de la forma en que vivimos y nos expresamos, ya que se puede llegar a herir a los que se encuentran a nuestro alrededor y a nosotros mismos como creyentes.


Hno. Miguel Bareño
Pastor

IPUC Juan Rey 

lunes, 26 de mayo de 2014



La Buena Semilla


Señor, ¿No sembraste buena semilla en tu campo?
¿De dónde, pues, tiene cizaña?
…¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
No, no sea que al arrancar la cizaña,
 Arranquéis también con ella el trigo.

S. mateo 13: 27-29

Como enseña la Parábola del trigo y la cizaña, existen señalamientos del uno al otro. Pero hay que saber que en la iglesia los creyentes son la buena semilla, como hijos de Dios.

La Cizaña es sinónimo de debilidad espiritual, pero no por eso debemos alejar o rechazar a la persona que pasa por esta situación; El día de mañana puede ser un instrumento de Dios.

En ocasiones se puede llegar a desmotivar a otro por algún tipo de comentario, pero nosotros no somos quienes para juzgar, el único que escoge es Dios, no nosotros. Nuestra actitud es vital para enseñarle al otro, junto con nuestro comportamiento, la forma en que nos expresamos.

Por tanto, seamos buena semilla, no seamos tropiezo para los que están junto a nosotros, solo Dios es quien conoce nuestros pensamientos, sentimientos y será quien guie nuestro caminar.



Hno. Miguel Bareño
Pastor

IPUC Juan Rey 

Datos personales

Mi foto
La IPUC del barrio Juan Rey en Bogotá fue fundada hace 25 años, el 20 de noviembre del año 1986. Desde entonces estamos predicando el evangelio en esta zona de la ciudad.